La realidad del mundo del coaching es que el índice de efectividad en las sesiones es más que mejorable. Vaya, que no funciona tan bien como muchos lo venden. En este vídeo te voy a hablar de lo que realmente se necesita para que el coaching  sea efectivo y que nadie te cuenta.