Cuando buscas en Google la palabra PNL, aparecen 7.100.000 resultados relacionados con la palabra y 9.950.000 con la palabra NLP (en inglés), pero a pesar de esto, cuesta encontrar una explicación fácil y comprensible de lo que es la PNL, verdad?

Vayamos al origen de la PNL, y el origen es el Dr. Richard Bandler un joven estudiante de informática que en los años 70 revolucionó el modo de entender la conducta humana aliándose con un profesor de lingüística llamado John Grinder.

La intención del joven Bandler era la de poder describir la conducta humana del mismo modo que hacemos con una bicicleta:

Hay bicicletas de montaña, de carreras, de paseo, portátiles… Pero eso sólo es un modo de ver a las bicicletas. Porque a pesar de tener comportamientos distintos y usos diferentes, todas tienen elementos en común: Un manillar, un cuadro, unas ruedas, un sillín, unos frenos, unos pedales, un plato, unos piñones y una transmisión.

Bandler se preguntó si podría encontrar esos elementos en común en todas las personas. Es decir, elementos que todas las personas comparten pero que al mismo tiempo se organizan de modo diferente en cada una de ellas.

Dicho de otro modo, se planteó cómo podíamos utilizar el pensamiento analítico (que lo separa en todo en pequeñas partes) para luego encontrar los elementos en común (pensamiento sintético), y acabando construyendo ese sistema único y característico de cada persona (pensamiento sistémico) al que llamamos comportamiento y que está compuesto de nuestras acciones, pensamientos y emociones.

Hasta ese momento, las ciencias de las conductas habían estado más ocupadas en agrupar a las personas en categorías para poder buscar modos genéricos y universales de tratamiento que en descubrir las individualidades y excepciones en los individuos que los hacen excepcionales en algo.

Es decir, Bandler proponía no clasificar las bicicletas, sino descubrir cómo se podían encontrar las piezas más adecuadas para cada una de ellas, dependiendo siempre de su uso y contexto.

Por ejemplo, una bicicleta de carreras no tiene nada malo, justo al contrario, es excepcional si la utilizas por una carretera bien pavimentada. Si quieres hacer muchos quilómetros al máximo de velocidad, esa es tu bicicleta. Pero, ¿qué pasa si se te termina el asfalto? Lo que antes era una bicicleta excelente, ahora se convierte en un problema. Y la bicicleta no ha cambiado. Ha dejado de ser útil para conseguir un objetivo.

Esa es la aproximación de la PNL: No hay personas que “funcionen mal”, simplemente que hacen, piensan y sienten cosas que no les acercan a su objetivo o al menos, no cómo ellos quisieran. Pero quizás cuando aprendieron a hacer, a pensar y a sentir de ese modo les era útil, pero el objetivo cambió, o las condiciones cambiaron, y esos aprendizajes dejaron de ser útiles.

La PNL, propone dos grandes preguntas: ¿Qué equipamiento mental y emocional ya tiene la persona que le puede ayudar a alcanzar el objetivo? Es decir, puedo aprovechar el cuadro de la bicicleta, sus pedales?  Y ¿Qué necesitaría tener para alcanzarlo? Tengo que poner un cambio de marchas diferente, más piñones o platos? Y al mismo tiempo, también se puede proponer a la inversa, ¿Qué es lo que tiene ahora que le aleja de alcanzar su objetivo? ¿Esas ruedas finas y sin relieve? O, ¿Qué es lo que no tiene que le aleja de su objetivo? No tiene una suspensión que absorba los impactos de los senderos?

Por lo tanto, parece lógico que la PNL se enfoque en lo que podríamos llamar “la mecánica” de los pensamientos y las emociones que hemos aprendido con el tiempo, y no tanto en encasillar a las personas o tratarlas como cosas estropeadas. Al contrario, seguro que para algún objetivo y para algún contexto esas personas “funcionan” óptimamente, el caso es que ahora tienen otros objetivos en mente y quizás estén en otros contextos.

Por eso la PNL no trata ni de trucos mágicos, ni de recetas, ni de técnicas milagrosas, sino que trata de cómo a través del lenguaje podemos entender cómo es la maquinaria interna de una persona, descubrir sus objetivos, y ayudarle a que realice los cambios necesarios para acercarse a su objetivo de una manera más rápida

Del mismo modo, sirve para entendernos mejor y poder mejorar en todos los ámbitos de nuestra vida y al mismo tiempo, poder aprender continuamente de nosotros mismos y a convertirnos en personas más eficaces consiguiendo nuestros objetivos.

¡La PNL es la ingeniería del comportamiento humano!